martes, 7 de octubre de 2008

Masajes orientales

"Masajes orientales.
Relájate con mis masajes.
Muy dulces.
Griego.
También a domicilio.
Tlf: XXXXXXXXX".


En la mayoría de los periódicos de información general puedes encontrarte anuncios como éste, sin embargo la entrada no trata sobre estos masajes que con mucho mimo te darán los profesionales del sector de la prostitución sino de los que te dan ciudadanos chinos que se suelen encontrar en algunas zonas del centro de Madrid, principalmente junto al Palacio Real y al inicio de la calle de Toledo.

Por veinte euros te ofrecen sus masajes basados en la "Tui Na", técnica anterior a la acupuntura, con la que comparte los mismos principios energéticos. Este masaje se caracteriza por utilizar técnicas manuales para estimular el flujo de la energía vital, aliviar el dolor y mejorar la salud en general. Su utillaje es bien sencillo, un cartel indicando las zonas del cuerpo que trabajan y sus beneficios, y una pequeña silla plegable de las de toda la vida para que el cliente tome asiento. No disponen de ningún sitio donde lavarse las manos así que o usan toallitas que lo desconozco, o van pasando sus manos por los pies de un cliente y después por las sienes de otro.

Debido a la desmesurada proliferación de estos masajistas, el Ayuntamiento ha ordenado a la policía municipal que comience a perseguir a estos masajistas callejeros, ya que no cuentan con licencia para trabajar ni pagan ningún tipo de impuestos. Las quejas han llegado sobre todo de parte de los fisioterapeutas titulados, que acusan a los chinos de competencia desleal y de desprestigiar la profesión ya que estos pueden poner en peligro la salud de las personas tratadas.

Aunque los chinos alegan que tienen una titulación obtenida en China, yo creo que en casos como éstos es mejor gastarte algo más de dinero y acudir a un profesional con la suficiente experiencia. Así, en teoría te asegurarás unas mínimas condiciones de higiene y de seguridad, y sobre todo evitarás sustos innecesarios.

12 comentarios:

  1. Si un buen masaje te tonifica y relaja, un mal masaje puede perjudicar mucho más que aportar beneficios.
    ¿Permitirías que un "cirujano" con un cartel tirado en el suelo que anuncie "estupendas operaciones de corazón; cambiamos su ventrículo sin problemas en 10 minutos" te abriera a la vista de los viandantes?

    ResponderEliminar
  2. Eso es...no deja de ser ironico que pirateen también los masajes, pero si un CD pirateado lo puedes tirar que haces con el algun muculo mal colocado...destrozado, mejor no.

    ResponderEliminar
  3. No me haría nunca un masaje de esos.. y encima no tienen que pagar impuestos!

    ResponderEliminar
  4. Yo tampoco. Dicen que no son nada de fiar, y algunos ni titulados ni nada. Todo trola.

    ResponderEliminar
  5. Completamente de acuerdo contigo.
    Vale más gastarse unos eurillos e irse a un profesional.
    Yo también los e visto, y a unos que se ponen al principio de tirso de molina, los domingos en el rastro, pero esos te hacen una limpieza de aura o algo así...
    Me encanta tu blog, y como siempre me ha gustado mogollón pasarme por aquí.
    Saluditos.

    ResponderEliminar
  6. Ni loco me doy un masaje de estos. Cuando paseo por la plaza Mayor y veo a la gente sentada recibiendo estos masajes no puedo dejar de mirarlos y pensar en el dolor de espalda o cuello (en el mejor de los casos) que van a tener esa noche. Parece mentira que sigamos comprando medicinas por internet o dándonos masajes callejeros... Un saludo a todos!!!!

    ResponderEliminar
  7. Pues, a pesar de que soy nacido en Madrid, resido en Sevilla, y soy de la opinión general que has de tener cuidado con un mal masaje, que tiene más peligro que un mono con una caja de bombas...
    Me ha encantado tu blog.
    Te espero por el mio, jejeje
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  8. No sé, a mí me dieron pena. Ya sé que soy una boluda, pero...

    Besitos

    PD: Bueno, bastante asquito también me dio.

    ResponderEliminar
  9. jajaja... me parto, Miguel! la verdad eso de que acaben de tocar los pies de un señor y luego te pasen esas mismas manos por tus sienes, como que no... en mi clase de yoga aprendemos un automasaje que se llama Do in... o Doin, no estoy segura... está muy bien, y los efectos son parecidos. Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Hola que tal… llevo tiempo sin pasar me por tu blog…. Y aquí estamos de nuevo, al ataque de nuevas rayadas y pajas mentales...
    Como siempre te invito a que me leas y me digas tu opinión…. Haré lo mismo por tu blog ;-) a ver que se cuece
    Salu2
    Adri

    ResponderEliminar
  11. Hola, yo soy chino, y estoy de acuerdo con las recomendaciones, aunque estoy en desacuerdo con algunos comentarios. Y el principal problema de los chinos (en general, sea como inmigrantes, como residentes o incluso en politica) es que son pobres, y hacen lo que pueden por ganarse la vida. Esta forma de ganarse la vida es como cualquier otra (la imagen de personas en estas mismas condiciones vendiendo alcohol a las 12 de la madrugada), y el problema de los ciudadanos nacionales (sean españoles, italianos, franceses...) es que no conocen sus condiciones y su mentalidad, y eso hace que se piense bien o mal de forma equivoca.

    ResponderEliminar
  12. ¡Horror! la invasión de los chinos, ahora también nos salen con los masajitos, tengo las cervicales al jerez, pero no se me ocurriría ponerme en manos de ellos, sin higiene y lo que es casi seguro, sin tener ni puñetera idea.
    De veras deberían poner manos en el asunto las autoridades, hay mucho incauto, ingenuo y crédulo por ahi, y pueden terminar como poco, con una infección.
    ¡Ojo! no soy racista, creo.
    Muchos besos, Miguel.

    ResponderEliminar

DIME QUE PIENSAS