viernes, 14 de mayo de 2010

El héroe que murió entre las llamas

El 6 de abril de 1982, Alvaro Iglesias, de 20 años, circulaba en su moto, junto a un amigo por las inmediaciones de la Glorieta de Bilbao cuando una avería les obligó a detenerse. Cuando estaban en una cafetería próxima, escucharon voces y decidieron ver qué pasaba. Al salir a la calle comprobaron que un edificio de viviendas, situado en el 7 de la calle Carranza, estaba ardiendo y los vecinos solicitaban auxilio desesperadamente desde los balcones.

Alvaro no dudó ni un instante y decidió entrar en el edificio consiguiendo, después de varias idas y venidas, salvar a tres de los habitantes del inmueble. Otros supervivientes afirmaron que en esos instantes de pánico fueron ayudados por un joven que les indicó cómo escapar de aquella ratonera. Después de su frenética lucha por salvar a los que allí estaban atrapados Alvaro murió tras caerle encima la escalera de madera del edificio. Junto a él dos mujeres perecieron en el incendio.

Días después miles de madrileños asistieron a su entierro. Por su acción Alvaro Iglesias fue condecorado y en el BOE del 18 de mayo de 1982 se publicó una orden por la que se aprobó que el albergue juvenil del puerto de Navacerrada pasara a llamarse "Allbergue Juvenil Alvaro Iglesias Sánchez". Un busto suyo en el Parque de Berlín también nos deja recuerdo de su hazaña. Hoy que cada vez nos preocupamos menos por los demás es un buen momento de recordar a este joven que dio un ejemplo de heroica solidaridad entregando su vida a cambio de la de otros desconocidos.

19 comentarios:

  1. qué poca gente sería capaz de hacer algo así...qué bella historia, pero como como casi todos los héroes algo desconocidos, al menos para mí que hasta ahora no lo había oído nunca

    ResponderEliminar
  2. Gracias por recordarlo Miguel, no tenía idea.

    Si no hubiera tanta gente buena, hace tiempo que no estaríamos aquí.

    ¡Disfruta de San Isidro!

    Miguel

    ResponderEliminar
  3. había oido habalr de el. Es una pena que ya no se reconozca a los heroes anónimos

    ResponderEliminar
  4. Miguel me has puesto la carne de gallina. No conocía o al menos no recordaba la historia. Gracias por homenajearle con tu entrada. Un beso

    ResponderEliminar
  5. Toda una demostarción de valor del de verdad.

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  6. Por el título de tu entrada pensé que ibas a hablarnos de Cascorro.

    ResponderEliminar
  7. Que historia! No la había escuchado antes. Felices fiestas.

    ResponderEliminar
  8. No sé si por la época o la ciudad, pero no conocía la historia. Es tremenda, ese heroismo se merece que se le recuerde.

    Feliz finde del patrón.

    ResponderEliminar
  9. Tristeza y satisfacción me inspiran esta historia, por suerte hay mucha gente que ayuda a los demás sin pensar en los peligros, lástima que no pudiera salvarse también él, lo merecía.
    Ayer, precisamente, estuve paseando por el parque de Berlín, lo tengo muy cerquita.
    Besos, Miguel.

    ResponderEliminar
  10. Es triste que todo tuviera que quedar así, pero al menos su familia le recordará siempre de una forma especial, y los demás le recordaremos cada vez que paseemos por el Parque de Berlín o por la calle Carranza.

    Saludos y gracias por vuestros comentarios

    ResponderEliminar
  11. O por Navacerrada... Gracias por esta historia

    ResponderEliminar
  12. Recuerdo perfectamente la historia. Por aquel entonces, contaba yo con 11 añitos y me impactò la noticia. El año que viene, que se cumplen 30 años del suceso, habrìa que hacer algo para recordar a este hèroe

    ResponderEliminar
  13. Anónimo ojalá haya algún reconocimiento público ya que actos como éste escasean.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Recuerdo perfectamente leer la crònica del suceso, al dia siguiente, en Diario 16: "pero las traidoras llamas le taparon el hueco de la escalera que ardiò totalmente, provocàndole la muerte (sic)"

    Ahora, que se cumplen 30 años de este triste suceso, espero que haya algùn acto que recuerde a Alvaro. Estarè atento a Internet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá sea así y le llegue un nuevo reconocimiento para que conozcan su historia los más jóvenes.

      Hechos como éste no se dan todos los días.

      Saludos

      Eliminar
  15. Tuve la suerte de conecerle en NAvacerrada y era maravilloso. Hacia pocos dias que hizo una fiesta en su casa y estuvimos con el.Ojala hubiera mas personas como el.

    ResponderEliminar
  16. Fue una persona generosa que cuando la vida le pidió la máxima entrega no dudo ni un instante en entregarla. Los que tuvimos la suerte de conocerle nunca le olvidaremos. Gracias Alvaro.

    ResponderEliminar
  17. http://www.interrogantes.net/jose-luis-martin-descalzo-el-ano-en-que-cristo-murio-entre-las-llamas/

    ResponderEliminar
  18. El comportamiento de Alvaro, no se me olvida yo entonces estaba en Madrid y me conmovió su heroicidad. No se lo pensó ni se preocupó lo mas mínimo por su seguridad, su gran corazón le impulsó a salvar victimas y halló la muerte.
    Me he acordado por otro heroe Ignacio Echevarria, tampoco se lo pensó y se enfrento a un terrorista, pero habían dos mas y le apuñalaron por la espalda.
    Apoyo algún reconocimiento público para este hombre valiente y generoso, que también dio su vida por tratar de salvar la de otros.
    Desgraciadamente hay poca gente así y es triste el comportamiento de la policia inglesa, como han torturado a la familia con la negación de información.
    Y es triste cierto sector de la prensa inglesa que ponen como titular enojoso, que ha habido presiones ofensivas del gobierno español para aclarar si Echevarría estaba entre los fallecidos. Ningún agradecimiento de este sector, que quizá la victimas a las que Echevarría pudo ayudar quizá eran inglesas.
    Descanse en paz

    ResponderEliminar

DIME QUE PIENSAS