jueves, 4 de junio de 2009

Vamos a cambiar cromos al Rastro

Soy de los que piensa que cuando haces una mudanza, las cajas que no desembales en la primera semana, quedan cerradas para los restos. Hace unos días abrí una de esas cajas olvidadas, y al hacerlo descubrí con alegría uno de esos álbumes de cromos de cuando era pequeño.

Al ojearlo me vinieron a la memoria un montón de recuerdos de cuando era niño, y es que el coleccionar cromos de la liga de fútbol era una de mis mayores aficiones. Recuerdo que mi padre me compraba los sobres de cromos y los acumulaba en el armario de su habitación junto a sus cartones de tabaco "Rex".

Según me los daba, iba pegando en el álbum todas las novedades. Para ello me ayudaba del engrudo que me preparaba mi madre, que salía más económico que el pegamento Imedio de entonces. Con el palo de un helado lo untaba en el cromo y así éste ocupaba su espacio correspondiente. Tras pegar decenas de cromos el engrudo se dejaba notar, y el álbum quedaba como apelmazado y con un grosor considerable.

Después de unos cuantos sobres, y unas cuantas pesetas gastadas, la colección estaba casi al completo, pero nunca la terminabas del todo. Igual que había cromos que se repetían hasta la saciedad, había otros que nunca conseguías: eran los llamados últimos fichajes.

Comprabas más y más sobres, y con decepción veías que no valía la pena seguir ya que sólo conseguías que el cromo que lo tenías repetido 20 veces pasaras a tenerlo 30 ó 40: había llegado el momento de acudir al Rastro y comprobar si allí dabas con los cromos que se resistían. Acompañado de mi padre, y con la lista en la mano, allí te juntabas con otros chavales que como tú buscaban esos cromos imposibles, o simplemente acudían allí a hacer negocio.

Hoy todo sigue casi igual. Si pasas un domingo por la mañana por la parte baja del Rastro, verás como en la Plaza del Campillo del Nuevo Mundo, se arremolinan los compradores con sus listas y los vendedores con sus tacos de cromos:
" Me falta Sergio García del Betis. ¿Lo tienes?"
"Sí. Te lo cambio por cien cromos"
.

Junto a los críos, podrás ver como personas que hace tiempo que perdieron la inocencia, tienen en todo este mundillo su modo de sacarse unos euros, vendiéndote el cromo que te falta al precio que se acuerde:
"¿Tienes a Miguel de las Cuevas del Atleti?"
"Pásate en media hora que te lo busco. Son tres euros".

Lo único que ha cambiado es que ya el único producto estrella no son los cromos de fútbol. Aunque siguen teniendo mucha importancia, se han visto algo relegados por los nuevos cromos de Harry Potter, Pokémon y similares.

Espero que la tradición continúe, y dentro de unos años pueda pasarme con mis hijas por allí (la que ya está aquí, y la que viene de camino) y recordar por unos momentos toda aquella infancia que por suerte o desgracia ya quedó muy atrás.

25 comentarios:

  1. Yo nunca fui al rastro a cambiar cromos, pero si me acuerdo de todas las colecciones que hice de pequeña. Qué nostalgia!!!besos

    ResponderEliminar
  2. Intenta vender tu colección. Te van a dar 10 euros por todo.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que si que seguirá, porque además se han sumado a la oferta, como tu dices, los juegos de cartas coleccionables, como "Magic", lo que ha revitalizado mucho ese tipo de trueque. Por cierto, me encanta esa parte de El Rastro...

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  4. Yo he cambiado el ir con mi padre o con mi abuelo a cambiar los cromos, a ir con mi hijo a hacer lo mismo...

    Como pasa el tiempo leche...

    ResponderEliminar
  5. Bonito post, Miguel, que a todos nos trae recuerdos infantiles... Y enhorabuena por tu segunda hija, espero que vaya todo bien.

    ResponderEliminar
  6. me encanta el rastro en general!!!

    ResponderEliminar
  7. Silvia, es algo que en su momento tendrás que hacer con tus hijos. Merece la pena.

    Si tú lo dices Stultifer será así. Si te digo la verdad no tengo ni idea de lo que puede costar. Tampoco me preocupa ya que nunca se me ha pasado por la cabeza venderlo, vale más el encontrártelo cada X años y rememorar tiempos pasados.

    En efecto Cosechadel66 si no son los cromos de fútbol ya se sacarán de la manga otra colección con la que engatusar a los niños.

    La verdad es que el tiempo pasa que vuela El Futuro bloguero. En unos años me tocará cambiar de bando a mí también y ser yo el que acompañe a mis hijas.

    Muchas gracias mcarmen.

    Rachel, el Rastro tiene infinidad de rincones donde poder encontrar detalles únicos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. nunca he coleccionado cromos, pero esto me sorprende enormemente, especialmente después de haber visto muchos domingos la que se líapor allí

    ResponderEliminar
  9. Les he visto muchas veces y ...me encanta. Es un arte lo de cambiar cromos...y hay auténticos maestros...Oye no vendas tus cromos...este Stultifer está loquito..hay que guardar eso para los restos...para los nietos...Ay! yo hice tantos albumes...¡que nostalgia!...Besos

    ResponderEliminar
  10. Miguel, solo decirte que me ha encantado tu relato, es verdad que, aunque no hayas cambiado cromos en el Rastro, como yo, a todos nos trae recuerdos bonitos.
    un beso, y felicidades por tu futura niña y la que ya os acompaña :-)

    ResponderEliminar
  11. Me has hecho trasladarme a cuando era niño, yo también pegaba con engrudo y nunca conseguí terminar ningún album.

    Yo cambia los cromos en la escuela, o en cualquier otro sítio, pero desconocía que en el rastro se podía hacer. De haberlo sabido hubiera ido.

    3 € por un cromo que te queda para terminar la colección no me parece excesivo.

    ¡Un abrazo!

    MIGUEL

    ResponderEliminar
  12. ¡Hombre! Enhorabuena por la futura peque. ;-)

    Paso muchos domingos y veo allí un remolino de chavales cambiando cromos y me encanta. Me recuerda a mi infancia, que yo también he cambiado, no allí sino en la Plaza de Quintana, que no sé si se seguirá haciendo.

    Oye mi padre también fumaba Rex! Y hacíamos engrudo con harina? azucar? (no recuerdo bien) y agua. ¿No serás mi doble en chico?
    ¡¡Necesito dos hijas ya!! Jajaja
    Bsos Miguel.

    ResponderEliminar
  13. Muchas cosas se me agolpan con tu post.

    Yo cambiaba cromos primero en el cole y en el barrio y luego había que ir al Rastro a rematar la faena.

    También hacíamos engrudo cuando no teníamos pegamento.

    Hay otros sitios como la plaza de Quintana en Ventas que tiene mucho cambio los domingos por la mañana y es menos "profesional". Y hace años estaba Pirulo en el Retiro que llegó a tener tienda creo que el calle Sáinz de Baranda.

    Aparte de fútbol, había cromos de Maga, de coches, de dibujos animados, de Bimbo..., aunque siempre los de la Liga eran los principales. Hoy en día, tiene un gran competencia con las cartas Magic, y en el Rastro hay un 50% de cada más o menos.

    También ha cambiado mucho la cosa porque muchas colecciones, como todas las de Panini, se pueden pedir por Internet a la casa directamente, lo cual le resta mucha magia a la colección.

    Enhorabuena por la nueva noticia de la niña, ahora sólo te queda convencerlas de lo importantes que son los últimos fichajes y los colocas de los cromos de futbolistas, ¡ánimo que tú puedes!

    Un abrazo, Ignacio

    ResponderEliminar
  14. Pues ya sabes Didac si vas por el Rastro dedícale unos minutos a esa zona.

    Tranquila Winnie0 el álbum ha vuelto a su caja, y ahí seguirá por muuucho tiempo.

    Mercedes siempre gusta recordar la niñea, sobre todo si los años que te separan de aquello van aumentando. Gracias por lo de la niña.

    AnaPedraza (Miguel), yo acabá un par de ellos por mí mismo, y hubo otro que tuve que escribir a la casa para que me mandaran un cromo que me faltaba.

    Mamen el engrudo era (es) con harina. La verdad es que tienes razón en lo del doble. Son ya muchas las coincidencias. Gracias por lo de la niña.

    CerillasGaribaldi lo del engrudo era un clásico. Casi todos los cromos que peqgué en su momento fueron gracias al engrudo. Supongo que era una bunea forma de ahorrar.

    Saludos para todos.

    ResponderEliminar
  15. Que bueno Miguel!
    Me alegro que siga habiendo el trapicheo de cromos en El Rastro.
    Yo, de pequeño, iba con mi abuelo los domingos. Y hace unos 10 años estuve con mis hijos varias veces para terminar el dichoso album.

    Gracias por recordarme viejos momentos.

    ResponderEliminar
  16. Qué grandes momentos pasé cambiando cromos con mi padre en el rastro!!!Es la primera vez que entro en tu blog y me ha gustado, así que volveré.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Me encanta que siga la tradición, pensé que ya no se estilaba esto de los cromos, me ha traído un montón de recuerdos tu descripción, el engrudo, los que nunca salían...
    Ahora tú esperas poder acompañar a tus hijas a cambiar cromos, yo esperaré a mis nietos, aunque creo que lo tengo crudo con mi hijo, todo se andará, menos mal que tengo un maravilloso sobrino-nieto que me hará las veces.
    Acabo de regresar de Moscú, te haré un poquito la competencia y publicaré alguna foto del viaje, me entró tanta afición por la fotografía, que casi lo que más me apetecía era hacer fotos, hice más de 200, ahora lo que más trabajo me dará es elegir cuál publico.
    Para no variar, estoy fatal de tiempo, vendré más despacio a ver tus otros post.
    Un beso, Miguel.

    ResponderEliminar
  18. "Vida y color", la única que conseguí acabar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Ya me gustaría a mí tener los míos. Pero claro, mi madre los tiró cuando era pequeña...

    Saludos,

    Lille Skvat
    http://lilleskvat.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. hago la colección de cromos de la Liga un año sí, uno no. Es bonito ir a buscar los que faltan y deshacerte de los repetidos. Lo que no me gusta tanto es cómo el dinero ha traspasado incluso el inocente cambio de cromos. No es raro ver un renacuajo de menos de 10 años pidiendo dinero por un "coloca" o por un "fichaje". Y menos infrecuente aún ver abuelos o padres que van solos (sin nieto o hijo) a pagar de una sola tacada por todos los cromos que faltan.

    Hoy ya no se colecciona, se recolecta.

    ResponderEliminar
  21. pues yo tengo 35 tacos y ayer empeze a coleccionar los cromos de la liga por que trae muchos recuerdoos,incluso en ebay puedes recuperar los de las antiguas colecciones......
    nunca es tarde y ademas tambien coleccion click de famobil
    un saludo a todos

    ResponderEliminar
  22. Hola, la verdad es que yo aún sigo cambiando cromos, y como hay veces que es muy difícil conseguir algunos, se me ocurrió de alguna forma hacer que todas las personas que cambian cromos en España pudieran estar en contacto, así que cree una Web donde puedes entrar y poner los cromos que tienes y automáticamente te encuentra otras personas con las que puedes cambiar tus cromos. Os invito a que también cambiéis cromos aquí:

    http://www.cambiatuscromos.org


    Un saludo a todos los coleccionistas.

    ResponderEliminar
  23. Hola.
    Yo me dedico a la venta de cromos y es bonito poder ayudar algún niño o niña a terminar su colección. Si te faltan cromos y quieres terminar tu colección ponte en contacto conmigo en: capimtb@gmail.com
    Un saludo

    ResponderEliminar
  24. La verdad que darse un paseo por el rastro es saber disfrutar de Madrid como se debe. Cromos de hace muchos años que hacen recordar con nostalgia que el tiempo no pasa en vano.

    ResponderEliminar
  25. a que hora se empiezan a poner los que cambian cromos en el rastro?????

    ResponderEliminar

DIME QUE PIENSAS