sábado, 22 de noviembre de 2008

Cuernos Reales en la calle del Lazo

A muy pocos pasos del Teatro Real se encuentra la calle del Lazo, lugar cuyo nombre está relacionado con un crimen pasional en el que se vio envuelto nada más y nada menos que uno de los monarcas más destacados en la historia de nuestro país. Aunque en política no fue muy determinante, las grandes aportaciones de Alfonso X "el Sabio"en el campo de la cultura le merecieron el apelativo con el que ha quedado para la historia.

Además de su amor por el arte, el derecho y la ciencia, Alfonso X como buen rey español tenia otra pasión desenfrenada, las mujeres. Aunque fruto de su matrimonio con Violante de Aragón nacieron once hijos, fuera de esta relación tuvo alguno más ya que por su posición conseguía que nadie le negara sus favores. Una de sus amantes, María Delanda, vecina de la calle del Espejo, pasó a la leyenda por su traición amorosa al rey.

Prendado Alfonso por su belleza, decidió regalarle a la muchacha un lazo para que lo luciera en sus citas reales. Cada vez que se encontraban para disfrutar juntos de los placeres de la carne, ella acudía radiante con su lazo bien visible. Esto fue sucediendo así hasta que un día el rey salió preocupado de la casa de su amada porque ella no llevaba el lazo. Como esto volvió a repetirse en otras ocasiones el rey empezó a sospechar que algo raro estaba pasando. Tras mandar a uno de sus hombres que vigilara de sol a sol a la mujer, sus peores temores se vieron confirmados.

Según el "detective" todos los días María recibía en su casa a un apuesto joven que era el que realmente gozaba de su amor. Como eso de la corona no debe quedar muy bien con unos reales cuernos, pocos días después el joven aparecía cosido a puñaladas en un callejón. Junto al cuerpo inerte quedó un lazo cubierto con la sangre del desdichado amante, y desde entonces aquel callejón recibe el nombre de calle del Lazo para recordar así aquel trágico suceso.

12 comentarios:

  1. Genial la historia, si es que hasta los reyes sabios tienen su vida más allá de los libros

    ResponderEliminar
  2. Sinceramente venir para este blog, es deleitarse en todos los sentidos!!! Historia fabulosa y gráficas espectaculares adornando el relato.
    Besitos y bendiciones. Te dejo un abrazo grandeeeeee.

    ResponderEliminar
  3. Como buen rey español le gustan las mujeres...la frase es contundente por lo real(nunca mejor expresado) saberse se saben muchas historias, también en la actualidad se habla mucho de esa pasión en lo que se refiere al actual, historias que cuentan en los pasillos y cocinas del hotel Ritz, por ejemplo, a saber si serán o no verdad.

    Un beso Miguel.

    ResponderEliminar
  4. Me ha divertido el relato, aunque tenga un fondo trágico.
    Hay que ver con "el Sabio", aprovechaba bien el tiempo, y qué prolífico.
    Besos, Miguel.

    ResponderEliminar
  5. Más que "Del lazo" debería llamarse "Del asesinato". Pero los que escriben la historia manipulan, suavizan y cuentan la verdad con los ojos que la han mirado.

    ResponderEliminar
  6. estoy con Stultifer, vaya cabronazo el rey de marras. Me ha cambiado la visión de D.Alfonso de golpe ..., parece que si bien contribuyó al crecimiento de Madrid como ciudad, no lo hizo tanto con el bienestar de sus habitantes ...

    ResponderEliminar
  7. Vaya caracter...

    Como decía una amiga mía: "yo no es que sea celosa, lo que pasa es que no me gusta que toquen mis cosas"

    Begoña

    ResponderEliminar
  8. Pues no conocía la historia...vaya vaya. Gracias por traérnosla ;-)

    ResponderEliminar
  9. Joder tio... al final vas a tener que llevar comision... cada vez que viene alguien de fuera, y me lo llevo de botellines, siempre surgen dos o tres historias de las que tu has contado aqui previamente... y quedo en una posicion cojonuda!...

    A seguir con ellas... que tengo que saber cosas nuevas para seguir ganandome los botijos...:P

    ResponderEliminar
  10. Fantástico post!por cierto me encanta esa calle!

    ResponderEliminar
  11. si es que el que se la hace al rey, la paga... mira, yo para eso soy una reina nada celosa :P.. me gustó la historia.. y la casa de los lagartos, qué guapaaa!!! Un besuco.

    ResponderEliminar

DIME QUE PIENSAS