lunes, 22 de noviembre de 2010

Sacacuartos

Para empezar la semana os dejo con otra de las entradas publicadas hace un tiempo en mi otro blog. Como todas las que allí aparecen esta historia está escrita en 99 palabras.

Supo que algo no iba bien cuando vio que mientras que sus amigos se gastaban el dinero en juergas él lo hacía con ella; mientras los demás soñaban con coches potentes y las mujeres más hermosas del momento él lo hacía con limones y fresas. Su mujer comprendió que necesitaba tratamiento cuando él grabó aquel soniquete en un CD porque lo necesitaba para conciliar el sueño. El afirmaba no ser un enfermo porque no le dolía nada, y que aquello no lo hacía por dinero, sino por orgullo. No era posible que una máquina fuera más lista que él.

6 comentarios:

  1. Tremendo y buenísimo Miguel. Beos y feliz semana

    ResponderEliminar
  2. Gracias Winnie0 y J.J. Guerra. Feliz semana también para vosotros.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. No hace falta utilizar 99 palabras. Basta una: magnífico

    Carpe Diem

    ResponderEliminar
  4. Esas son las peores enfermedades, no te duele nada pero te puede hundir la vida y a todos los que te rodean, diabólicas maquinitas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias cosechadel66.

    Irene eso es lo peor, no sólo el daño que te haces a ti sino el daño que haces a los que te rodean.

    Saludos

    ResponderEliminar

DIME QUE PIENSAS